DEBIDA DILIGENCIA

La Debida Diligencia es un proceso continuo. La identificación y validación de sus clientes/usuarios, la verificación de la identidad de los beneficiarios finales, el entendimiento del propósito de cada transacción y la relación con su contraparte, el hacer actualizaciones periódicas del perfil de los clientes y mantener su información al día son elementos que, sumados, nos ayudan a crear políticas y procedimientos basados en el riesgo que representan.  

Debida Diligencia (DD) y Debida Diligencia Reforzada (DDR)

Es importante evaluar los riesgos que su negocio pueda tener con un cliente/usuario actual o un prospecto, o con otra compañía y luego analizar su pasado, su comportamiento actual y sus posibles acciones futuras. Un consultor experimentado le indicará qué riesgos afrontaría su compañía.

Programa de visitas a Clientes, Corresponsales (Extranjeros y Nacionales), Franquiciados, y Representantes Extranjeros

No existe algo que selle más una relación (y minimice el riesgo) que visitar a sus clientes/usuarios nacionales o internacionales, agentes o corresponsales y especialmente aquellas entidades que representan un riesgo elevado o sean de mucha importancia para su empresa.

Conozca a su Cliente/Usuario (CSC/U)

Conocer bien a su cliente/usuario demuestra que usted hizo una debida diligencia o debida diligencia reforzada óptima. De esta manera puede ofrecerles mejor servicio y al mismo tiempo asegurarse de que su compañía goza de una base de datos de clientes/usuarios sana.

© 2020 Milersen LLC